• Karen Cancinos

Quédate en casa... solo si debes

China es capitalista, aseguran. Sí, pero es un capitalismo de Estado. Es decir, hay un solo capitalista, el gobierno, y los así llamados empresarios chinos, muchos de ellos millonarios, son solo sus operadores. Porque China sigue siendo una sociedad sometida a un régimen totalitario, y si algo caracteriza a estos regímenes es el absoluto desprecio que tienen por su población.


Mao Zedong, a quienes algunos todavía tienen la desvergüenza de retratar como un “intelectual” y un “poeta”, fue en realidad un genocida que no vaciló en hacer morir de hambre y penuria a millones de chinos para llevar a cabo sus demenciales ocurrencias, entre ellas una industrialización forzosa, fallida por supuesto, a un costo humano altísimo. Pero, ¿hay algo que le importe menos a un sátrapa que la vida de la gente?


Dan grima las notas de los medios de desinformación masiva y de instancias supranacionales como la OMS y la ONU que aseguran que países como Estados Unidos, Italia y España ya superaron con mucho a China en cuanto a número de muertos por coronavirus. ¿Creen deveras los comunicados oficiales del gobierno de Xi Jinping? Claro que no, pero tampoco quieren enemistarse con La Gran Potencia. Que la Corrección Política los libre de NO postrarse ante los poderosos.


Los secuaces del príncipe de este mundo


Y por eso nos bombardean con el quédate en casa. Auto secuéstrate, y si te quedas sin trabajo o te ves forzado a cerrar tu empresa, cállate y agradece que tu gobierno se preocupa por tu salud. Ya harás cola para recibir una bolsa de alimentos si las cosas se ponen realmente feas y no tienes qué dar de comer a tus hijos. Y si llegas a estar en una situación insostenible ya te pondrás en la lista para que tu benevolente presidente te dé un poco de platita, como los salvadoreños hicieron extendiendo las manos para recibir cien dólares, después de usarlas para aplaudir a su demagogo.


Pero eso no es digno, me dices. Tienes razón. Pero tu dignidad es lo que menos importa al príncipe de este mundo, ya sabes quién es, y sabes también quiénes son sus secuaces, los signatarios del Globalismo.





Un meme muy divertido


Marx se refería a las clases sociales, claro está. Una vez los proletarios colgasen a los burgueses, estas desaparecerían y solo quedaría una clase, la trabajadora, cosa que signaría el advenimiento del Nuevo Paraíso.


Pero en nuestros países no andamos sobrados de sensibilidad histórico-política, así que no falta quien crea que son las clases en las escuelas las que deben suspenderse ad eternum, no sea que los chicos agarren el coronavirus. Y si a eso vamos, ¿por qué no dejamos todos de trabajar también y vivimos dependientes de un nuevo despotismo benévolo? ¿No es acaso la vida lo más importante, aún si la preservamos al costo de portar cadenas?


Me dirán: ¿propone usted que salgamos a trabajar y nos enfermemos todos? Lo primero sí. Lo segundo, obviamente, no. Si se hace bien lo uno, no hay que temer lo otro.


Para salir a trabajar hay que seguir el buen ejemplo y pedir ayuda


¿Hay algún país que podamos tomar de ejemplo para gestionar esta pandemia? Uno que no haya puesto a toda su población en arresto domiciliario para pulverizar así su economía, ni haya encerrado a los niños del sistema escolar estatal en su casa, haciendo nada.


Sí, hay un país así. Y por cierto es uno que bastante ayuda ha brindado a Guatemala: Taiwán. Hoy, 14 de abril de 2020, solo tiene que lamentar 263 infectados y seis fallecidos por coronavirus. Los taiwaneses saben que están bajo la mira de un estado asesino, y no es la primera vez que les llegan virus mortíferos provenientes de China. Así que otra vez han utilizado la tecnología para estandarizar respuestas eficaces a estas amenazas.


El gobierno de Taiwán estaría dispuesto a asesorar nuestro país, siendo que somos de los pocos que los reconocemos y no hemos capitulado ante La Gran Potencia, por un lado. Por otro, estamos hablando de medidas y tecnología razonablemente accesibles para Guatemala: análisis de data, tracing por celulares y pruebas focalizadas.


Sí, hay que pedirle ayuda a Taiwán, como sugiere Jorge Jacobs en su magnífico artículo sobre el tema.


Para salir a trabajar hay que tener perspectiva, no histeria

El Ministro de Defensa de Israel, en un vídeo sumamente explicativo refiere que, en los países que más lamentan fallecidos por coronavirus, la tasa máxima de decesos es del 0.1% para menores de 20 años.


Ahora bien, para mayores de 70, la tasa sube a 14%. Y para mayores de 80, se incrementa al 20%.


La razonable perspectiva, entonces, es que en Guatemala la población que tiene un 14% de riesgo de morir por coronavirus es el 3.2% de la población total. Y los que tienen una probabilidad del 20% de fallecer por el virus, es decir, nuestros abuelitos de 80 para arriba, constituyen el 1% de la población.


Eso significa que solo alrededor del 5% de la población guatemalteca debe justificadamente permanecer en aislamiento. Incluye a los mayores, a los ya contagiados, los que están en cuarentena obligatoria por haber arribado en el último mes de otros países, y los que han tenido contacto con estos grupos.


Los demás podríamos, deberíamos, seguir con nuestras vidas, tomando medidas de precaución y haciendo todo lo que aconsejan un mínimo de sesera y empatía, y el más elemental civismo.

Para un baño de perspectiva y sensatez, aconsejo este estupendo artículo de J. Fernando García Molina.


+ + +


No pierdas de vista que la histeria, el miedo y el apocamiento son aliados del enemigo, y este no es el coronavirus sino el estatismo. Por eso quédate en casa, pero solo si debes. Si no, sal a trabajar.


#QuédateEnCasaSiTeDebesQuedarSinoSalATrabajar

©2019 por Karen Cancinos GT. Creada con Wix.com